Testimonios
Roberta Sirotsky / Madre de International College
Porto Alegre, Brasil.
"¡Punta del Este para nosotros, siempre fue un lugar muy especial y marcó momentos únicos de nuestras vidas!
Nos conocimos con mi marido en Punta del Este en 2003. En un día de fiestas de Pascua, nos enamoramos y 2 años después hicimos aquí nuestra fiesta de boda. Muchísimos veranos vinimos a Punta con las chicas desde que eran bebés y crecieron con este mismo sentimiento de amor a este lugar.
El año que conocimos el IC, verano de 2018, fue decisivo para realizar el antiguo deseo de un día venir a vivir a Punta.
Nos impactamos con el patrón de enseñanza y la estructura que el Colegio ofrece y decidimos experimentar.
Estamos muy contentos con la calidad de vida que tenemos aquí, las buenas amistades que hemos hecho, la receptividad del Colegio y súper satisfechos con el desarrollo y la felicidad de nuestras hijas.”













Silvina Rojas / Madre de International College
Buenos Aires, Argentina
"Durante muchos años habíamos venido a Punta del Este, algunas veces por cuestiones laborales y otras lo elegíamos para descansar en familia. Siempre sentíamos que la calidad de vida y los tiempos acá eran otros...
En el año 2016, después de un hecho de inseguridad no lo dudamos y decidimos elegir Punta del Este para que nuestras hijas crezcan.
Ahí vino la ardua tarea de la búsqueda de una institución educativa que fuera acorde para recibir a esta familia homoparental que iba a sufrir un desarraigo, por lo que para nosotras no sólo era (y es) importante lo académico buscábamos contención, esto lo comprobamos el día de la primera reunión en International College. Ese día no encontrábamos el colegio (fue septiembre de 2016 en plena obra) y por eso estábamos llegando tarde a la entrevista. Ahí nos atendió Elena (hoy Directora del Liceo), a lo que me dice: " pero chiquilina tú andas en tal auto... se ríe... ¡ya han pasado 5 veces por la puerta!"
Al llegar y sentir el recibimiento y la contención de Iara, Elena, Pedro y Belén fue lo que nos terminó de convencer para elegir al IC como institución educativa para nuestras hijas.
En estos dos años que formamos parte de la comunidad de IC nos hemos dado cuenta que no nos equivocamos.
Hoy nos vuelve a tocar el desarraigo ... y realmente lo único que puedo decir es GRACIAS, a todos y cada uno de los integrantes de IC que han sabido dejar una impronta de fuego en esta familia, y sobre todo en mis hijas, que han sabido asimilar que lo académico es muy importante pero que, si se aprende jugando, se aprende mejor. Que han podido compartir experiencias con chicos de casi todas las nacionalidades y razas. Esas son cosas que esta familia recordará para toda su vida."



Clarice Debiagi / Madre de International College
Porto Alegre, Brasil
"Punta del Este siempre fue un lugar que elegimos para pasear en las fiestas y en vacaciones.
Las experiencias en Punta fueron tan buenas que compramos un apartamento y en los últimos 5 años fue de verdad nuestra segunda casa, un refugio, un lugar para disfrutar, un puerto seguro lleno de buenas energías.
El año pasado, como curiosos, conocimos el International College. Salimos del Colegio con la sensación de que aquel sueño distante no era así, tan imposible y nos propusimos hacer una experiencia de un año.
Estamos relativamente cerca de nuestra ciudad, podemos ir y venir para dar continuidad a nuestros trabajos y tratando de desarrollarlos por aquí.
Hoy como vivimos: como si en toda la semana tuviéramos vacaciones, podemos disfrutar de la playa, los buenos restaurantes en una dinámica de ciudad pequeña, con seguridad, con el tiempo a nuestro favor. Tenemos las ventajas de una pequeña ciudad y la sofisticación de un lugar cosmopolita.
Nuestro hijo además de agregar dos lenguas más su vida, está conviviendo con niños de diferentes culturas en un ambiente innovador y afectivo, este es el papel del International College. Proporciona un ambiente que recibe no sólo al alumno, sino a sus familias.
Poco a poco observamos nacer una nueva comunidad, no sólo compuesta por nuestros anfitriones uruguayos, sino por personas de todo el mundo. ¿Qué tienen en común? Todos buscan una vida mejor, una vida más tranquila y más feliz.”